Ir al contenido principal

Salud

Cinco letras, pero quizas la palabra que más condiciona nuestra vida. Lo se porque en estos momentos tengo problemas de salud y seguramente debido a ello nace este blog. Ahora dispongo de un tiempo, un espacio y una previsión a corto plazo muy variable que me permite lo que muchos no podemos, pararme a pensar.

¿Habeis pensado algún día de vuestra vida que bien me encuentro hoy, no me duele nada?

Ser sinceros no es para nota, yo si me lo he planteado algún día que otro, pero normalmente de la salud, como de casi todo, solo te acuerdas cuando falta. Es decir, o estas enfermo o no tienes excusa para no ir a trabajar.

Hoy en día tambien existe una relación curiosa entre el trabajo y la salud. Aquellos afortunados con contrato, viven un tira y afloja entre el estar de baja y no estar del todo motivado para empezar otro aburrido día. Los autonomos lo tienen más claro si me levanto igual cobro, sino dificil. Pero quizas la falta de trabajo se convierta por si misma en un problema de salud, desgraciadamente grave y muy conocido por todos.

Aunque lo que si que a cambiado ultimamente es la legislación en materia de Preveción de Riesgos Laborales, el mayor dolor de cabeza de cualquier empresa y causa sin lugar a dudas del aumento de la deforestación. En materia de Seguridad y salud el cambio se podría resumir con: el empresario más cercano paga y ya os podeis empapelar en justificantes.

Pero no nos desviemos tanto del tema...

¿Que es la salud?

Para mi la salud es algo muy simple, es la total disponibilidad de todo mi tiempo diario para poder emplearlo en lo que yo considere necesario. Es algo muy parecido al termino libertad. Si no estas sano no eres libre.

Y si seguimos pensando en esa linea, como se puede definir mantener a más de la mitad la población mundial con problemas de salud cuya vacuna no cuesta más que un chicle... esclavitud.

Suena muy duro, pero que mejor forma de controlar una cada vez mayor población en un crecimiento totalmente descontrolado que controlando su salud, después también limitamos en lo posible sus desplazamientos y conseguimos lo que tristemente todos disfrutamos, mantener nuestro nivel de vida. Pero una cosa es que las cosas sean así y otra que nos parezcan justas.

Así que como resumen me gustaría que hoy que no te duele tanto esa parte del cuerpo disfrutes al máximo de tu libertad, que te des un par de carpichos, que no tienen porque implicar gastar dinero. Y al cabo del día cuando al meterte a la cama tu subconciente este a punto de engullirte sientas que has aprovechado el día y que mañana incluso pueda ser mejor.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Descanso

Hoy, con vuestro permiso, me tomo el día de descanso. Podeís hacer lo mismo o leer pensamientos anteriores,la elección es vuestra. No me negareis que hay imágenes que transmiten paz y tranquilidad.

Tiempo

Buf, quien sabe por donde empezar y, lo peor, donde acabaremos con este término. Definición rápida: el tiempo es lo que pasa hagamos lo que hagamos con nuestras vidas. Personalmente entiendo el tiempo como algo muy elástico. Tan pronto se estira como se encoje. Estamos ya en marzo de 2007, y que ha pasado con enero y febrero, como pueden volar dos meses, pues así es el tiempo. Además, sin prueba alguna para intentar justificarme, estoy convencido de que el tiempo es diferente para cada ser humano, ni comentar las diferencias con otras especies. Hay gente cuyo tiempo tiene unos parametros de elasticidad y para otras personas esos parametros son peores. Y ahi radica gran parte de lo que llamamos inteligencia, simplemente tiene más tiempo interno para resolver el problema que aquella persona considerada menos lista. Porque la distribución y el aprovechamiento del tiempo iba a ser algo justo y equitativo. Nada en la naturaleza lo es, pero el tiempo si... ¡ya!. Al pobre Einstein le to

Sentidos

Como podríamos expresar el mundo si no contasemos con los sentidos, ellos hacen que nuestro cerebro, de una manera que dificilmente algún día llegaremos a comprender, interprete nuestro entorno. Un entorno que es capaz de asustarnos, conmovernos e incluso aliviarnos. Si los enumeramos lentamente, sintiendo su presencia, tenemos: la vista, el oído, el olfato, el gusto y el tacto. Si habeis experimentado todos ellos sois afortunados y deberías hacer mayor uso de algunos de ellos. El olfato y el gusto, en el día a día, suelen pasar desapercibidos. Quizas deberías cuidar más tu entorno olfativo, te protegera a ti y a quienes te rodean. O quizas deberías tentar tu gusto con diferentes sabores a lo largo del día, aunque no sean cero calorias y puedan engordar. Y me pregunto yo, cuanto puede engordar un caramelo de cinco gramos. Acaso son elementos que sufren una mutación al ingerirlos y son capacez, cual agujeros negros, de ampliar infinitamente su masa. En cambio la vista esta sobres